Construcciones en hormigón, pasado y futuro

31 agosto, 2020
Construcciones en hormigón, pasado y futuro

El hormigón o concreto es un material compuesto empleado en construcción, que está formado por un aglomerante, en la mayoría de los casos es el cemento, al que se añaden fragmentos de un agregado tal como áridos, grava, gravilla, y arena, agua y aditivos específicos. A lo largo de la historia, el hormigón ha sido el complemento perfecto para el ladrillo. Así, el territorio está lleno de casas de hormigón y edificios que han conformado el paisaje de las ciudades, pueblos, urbanizaciones. Existen edificaciones singulares para diferentes usos que ya son referentes e iconos arquitectónicos. Hace setenta años Le Corbusier dijo “La veracidad de los materiales de construcción, hormigón, piedra y ladrillos, se mantendrá en todos los edificios construidos o que se construirán”, y así ha sido, se sigue construyendo con hormigón, y con los avances tecnológicos, este material se está utilizando y tratando para usos en construcción en general y en obra pública, obra civil, traspasando sus límites como material. Hoy tenemos hormigones que atrapan el dióxido de carbono, bio-hormigón que se repara a sí mismo, viviendas modulares y construidas con paneles de hormigón prefabricados y a la medida, con belleza de diseño, resistencia y cualidades técnicas que van mucho más allá. Existen auténticos prodigios de la ingeniería, edificios singulares a nivel mundial, realizados completamente en hormigón, por lo que las prestaciones de este material en arquitectura son incuestionables.

Las ventajas del hormigón en arquitectura

Aunque el uso del hormigón suele asociarse a grandes infraestructuras, su utilización en la construcción de edificaciones de menor tamaño, de uso residencial, es un recurso a considerar, por los grandes beneficios comparativos que ofrece en comparación con otros materiales. Uno de ellos es su versatilidad, que ha propiciado el avance tecnológico de los últimos años, ya que puede adquirir diferentes propiedades en función del aglomerante que se le agregue en su fabricación. Así, hay hormigones con propiedades autocompactantes, con fibras, excavables, drenantes, translúcidos, ligeros, antibacterias, etc. Otra de sus ventajas competitivas es su capacidad de aislamiento térmico y acústico, mejor que materiales clásicos como la madera, que siempre se ha considerado como el material más aislante. Esta cualidad confiere al hormigón una capacidad de ahorro energético en la energía eléctrica, por mantener estable la temperatura tanto en verano como en invierno.

El hormigón es un material muy duradero, esta es su ventaja indiscutible, con una resistencia que le hace capaz de soportar la fuerza de los huracanes si su configuración es la correcta, superando ampliamente los cien años sin necesidad de mantenimiento exhaustivo, todo esto le hace el material más seguro y robusto en la construcción de casas.

Es un recurso de construcción fácil de conseguir, puesto que los materiales de que se compone suelen encontrarse cercanos a la zona de construcción o edificación, ahorrando costes en transporte y logística. Esta característica, unida a la de ser un material renovable y limpio le hacen muy atractivo como recurso que cuida el medio ambiente y colabora con la sostenibilidad.

El Hormigón prefabricado son las piezas de hormigón que han sido moldeadas y curadas en una plana industrial o lugar similar, y que son transportadas hasta el lugar de construcción, para usos de edificación, obra civil, urbanización o construcciones industriales. Estas piezas se elaboran industrialmente, por moldeo, con diferentes dimensiones y tipos, dependiendo de su destino. Con este sistema, el hormigón se mejora en cuanto a resistencia mecánica, resistencia a la corrosión, superficie de acabado superior, adherencia, precisión de montaje, planeidad de superficies. Este tipo de hormigones prefabricados precisa de un control de calidad certificado para su comercialización. Con este sistema de hormigón prefabricado, se acortan los plazos de ejecución de las obras, se bajan los costes y se minimizan los riesgos de deterioro del material. Se fabrican piezas de muy diferentes formas y dimensiones, para dar solución a cualquier proyecto de construcción, aportando valor arquitectónico y urbanístico.

Herramientas precisas para cortar el hormigón

Una empresa que vaya a acometer un proyecto de construcción, de reforma o ampliación de una zona de ocio infantil, o de una edificación, construidas con hormigón, debe contar con los recursos técnicos, maquinarias y herramientas adecuados para poder cortar un material tan resistente como el hormigón, con una dureza muy superior a otros materiales. Interesados por este tipo de trabajos y su dificultad de realización, visitamos la web de Ebrocorte, empresa de referencia en corte de hormigón, con un liderazgo de 15 años, donde explican la gran inversión que han realizado en maquinaria y tecnología, lo que les permite llevar a cabo complicados trabajos de corte y perforación de hormigón, con resultados perfectos, con limpieza y precisión. En este tipo de trabajos no existe el término medio, solo se puede aceptar la excelencia.

El corte de hormigón con hilo de diamante

Se trata del método habitual de corte del hormigón armado, se basa en la utilización de un hilo revestido de diamante, permite gran versatilidad, ya que se puede trabajar en superficies y volúmenes complejos. De igual manera puede usarse como proceso previo para la demolición o el corte de estructuras complejas de hormigón, se absorben y eliminan las vibraciones y los ruidos. Esta herramienta permite realizar cortes en hormigón armado, mampostería, piedra, acero de cualquier espesor, pudiendo llegar a espesores de corte que con otros métodos serían imposibles de realizar, y se utiliza para piezas a partir de 73 cm. de espesor.

El corte de hormigón con hilo de diamante es una de las últimas tecnologías de que se dispone, se realiza con total seguridad y da acabados muy atractivos. Los trabajos más comunes en los que se precisa utilizar máquina de corte de hormigón con hilo de diamante son los cortes de pilares, cortes de puentes, cortes de separación, cortes a ras, cortes angulares, corrección de muros y fachadas, cortes de grandes bloques, aperturas de huecos en superficies de hormigón, etc.

En obra pública, la exclusiva máquina Corta Suelos de juntas, suelos, asfalto, baldosas, calles, etc. de Ebrocorte está diseñada para su uso en la construcción de obra pública y también de residencial, con unos resultados espectaculares.