Diferentes métodos de limpieza en una comunidad de vecinos

18 octubre, 2021
Diferentes métodos de limpieza en una comunidad de vecinos

La limpieza en una comunidad de vecinos es un factor a tener en cuenta. Existen diferentes fórmulas y métodos que se llevan a cabo y en este artículo os vamos a explicar los más comunes.

Aunque si te vas a mudar a un edificio puede que ya dispongan de un modelo de limpieza y tan sólo tengas que adaptarte a él.

  • Contratar a un profesional o una empresa de limpieza

El modelo de limpieza más cómodo y que da menos problemas en una comunidad es contratar a un profesional o a una empresa de limpieza. Así se evitan discusiones y problemas entre vecinos que son bastante habituales. Además, los profesionales conseguirán un resultado mejor que cualquier vecino al contar con más habilidades y experiencia. Lo único malo de este modelo es que hay que pagar por el servicio, aunque si se contrata por ejemplo un par de horas de limpieza a la semana el importe a pagar puede ser muy bajo. Además, hay que tener en cuenta que este importe si la comunidad cuenta con bastantes viviendas por vecino puede salir prácticamente irrisorio. Y merece la pena.

  • Establecer turnos entre vecinos

Otra forma más económica pero que no es compatible para todas las comunidades de vecinos es establecer turnos de limpieza. No obstante, aunque no sea compatible con todas las comunidades en otras funciona bien, especialmente en las de pocos vecinos que no quieren hacer frente a más gastos.

Pues bien, este modelo fundamentalmente consiste en establecer un horario con turnos de limpieza entre los vecinos. La periodicidad puede ser semanal o dos veces por semana, en función de las necesidades. Entonces cada vecino cuando le toque tendrá que limpiar todas las zonas comunes del edificio, desde los pasillos, las escaleras, el ascensor o los cristales de la entrada. Así se consigue mantener limpia la comunidad.

Pero son muchos los problemas que pueden surgir con este modelo, ya que siempre hay algún vecino que no limpia (o hace menos que el resto) u otro propietario que se queja por todo.

También suelen ser un motivo de discusión los productos de limpieza. Sobre esta cuestión lo mejor es hacer una compra común de productos y herramientas básicas entre todos para utilizarlas en la tarea. “Los productos de limpieza básicos son detergente para suelos y un limpiador general para todo tipo superficies, ya que se puede emplear para elementos como los botones del ascensor, la barandilla de las escaleras o un espejo. Por supuesto, también hacen falta útiles en los que es mejor invertir para que tengan mayor durabilidad. Los útiles imprescindibles son una escoba, un recogedor, una fregona, un cubo, varias bayetas y un limpiacristales”, explican desde Stocknet, tienda online de venta de todo tipo de productos de limpieza, papel y maquinaria o útiles de limpieza.

En cualquier caso, este modelo de limpieza de una comunidad de vecinos es económico y al no tener que limpiar de manera constante, sino que en función del número de vecinos pueden pasar meses hasta que toque cumplir la tarea puede funcionar bastante bien en algunos edificios. Pero se debe disfrutar de un buen ambiente y los vecinos tienen que ser empáticos y tener paciencia.

  • Cada uno se encarga de una zona

Otra forma de dividirse la limpieza entre vecinos es que a cada uno le toque o se encargue de una zona. Por ejemplo, si hay dos viviendas por planta uno se puede encargar del rellano y el otro puede limpiar las escaleras y el ascensor. Lo malo de este tipo de división de la limpieza es que puede haber bastante discusiones como que otros hacen menos, la zona de la que tienen que encargarse se ensucia más o simplemente que unos vecinos limpian más a menudo que otros. Además, si se divide la limpieza por zonas hay que limpiar de manera más constante que si se hace por turnos, ya que prácticamente por pequeño que sea el espacio hay que limpiarlo de manera semanal. Pero es otra forma que utilizan en algunos edificios de vecinos para dividirse las tareas.

En resumen, estos son los modelos de limpieza más utilizados en comunidades de vecinos. Pero lo mejor si se quieren evitar problemas es optar por contratar a una empresa especializada o a un profesional del sector de la limpieza. Ya que por vivienda el servicio puede suponer un desembolso minúsculo y se evitarán discusiones y problemas entre vecinos, cuestión que nadie quiere tener que vivir.