La sal marina en nuestra sociedad

5 mayo, 2021
La sal marina en nuestra sociedad

La sal marina en nuestra sociedad es muy utilizada, pero no tan conocida como debiera. Los grandes beneficios que tiene no se han comprobados por la ciencia. Aunque muchos no lo sepan, no es una sal que sea más saludable para el ser humano que la sal de mesa.  Vamos a conocer más sobre este tema:

¿Qué es la sal marina?

La sal marina aparece fruto de la propia evaporación del agua del mar o de los lagos que son de agua salada. Su textura es crujiente y gruesa, por lo que se utiliza en el sector gastronómico en muchas recetas. Además, debido a ello se añade a exfoliantes corporales y demás productos.

La publicidad hizo que hubiese un boom de popularidad, pues se decía que era una gran alternativa para la sal de mesa común, la cual se acostumbra a asociar con muchos problemas en materia de salud.  El caso es que tanto la sal de mesa como las sales marinas tienen un 40% de sodio en su peso.

¿Es más beneficiosa que la sal de mesa?

Debemos responder que no, pese a que muchas personas hayan dicho que tiene más bondades, lo cierto es que es muy similar la sal marina a la de mesa.

Si decimos que la sal marina es obtenida de la propia evaporación del agua del océano casi sin procesar, la de mesa se extrae de una serie de depósitos de sal subterráneos y pasa por unos tratamientos en los que se van a eliminar minerales y añadirán aditivos.

Beneficios de la sal marina

El sodio es un material importante para nuestra salud y en la dosis adecuada, no más de 5 gramos diarios es importante en las siguientes funciones:

Equilibrado de los líquidos y electrolitos de nuestro cuerpo

Regulación de la presión arterial

Contribuye a la función de los músculos y los nervios

Algunos beneficios que no han sido comprobados

Por el contenido en minerales, algunos distintos si se comparan con la sal de mesa, se atribuyeron una serie de beneficios que actualmente muchos están desmentidos:

Fortalecimiento de las defensas

Colabora a que se alcalinice el cuerpo y para la regulación del pH de la sangre

Lucha contra el asma

Reduce el nivel de colesterol y de la presión arterial

Lucha contra la depresión

Regulación de la digestión

Colabora a mejorar la calidad del sueño

Por el momento no existe ninguna evidencia que diga que el comer sal marina tenga esta clase de beneficios sobre la salud del ser humano. Esto hace que, lo mismo que otras clases de sales se deba comer con la debida moderación y no deberá utilizarse como cura o tratamiento alternativo para otro tipo de enfermedades.

Recomendaciones por parte de la OMS

La Organización Mundial de la Salud ha advertido que un alto consumo de sodio tiene una clara asociación con la hipertensión y un alto riesgo de sufrir enfermedades de carácter cardiaco, así como accidentes en tipo cerebro vascular. Por lo que lo mejor es:

Los adultos deben consumir cantidades inferiores a los 5 gramos de sal diarios

Siempre que se pueda debe utilizarse la sal fortificada con yodo, pues es buena para temas como la función tiroidea o el desarrollo del cerebro saludable en el feto.

Lo mejor es dejar de pensar que la sal marina es mejor que la de mesa solo porque sea natural.

Hay que revisar las etiquetas en los alimentos, pues muchos de ellos ya son ricos de por sí en sodio.

No se debe añadir sal en la preparación de los alimentos.

Lo que tiene que quedar claro sobre este tipo de sal es que es bastante parecida a la sal de mesa, eso sí, siempre teniendo claro que como nos recuerdan desde humanesguilleneurosal.com estamos ante un sal que no se ha procesado y que carece también de la fortificación de yodo.

Por lo tanto, el que sea una sal natural, no significa exactamente que vaya a ser mejor para la salud del ser humano que la sal de mesa, lo mismo que debemos saber que, como ocurre con otras fuentes de sodio, donde el consumo excesivo puede acarrear negativas consecuencias, algo que hay que tener muy en cuenta.

Al final, como con otros tipos de alimentos, lo que debemos saber es que hay que ingerirlos en su justa medida y no abusar en este sentido, pues de lo contrario podemos tener serios problemas a nivel de salud que luego puede ser complicado de solucionar, por lo que es necesario tener mesura a la hora de su ingesta.