Las reformas de viviendas se han convertido en habituales

12 noviembre, 2021
Las reformas de viviendas se han convertido en habituales

La felicidad de la que podemos hacer gala y la calidad de nuestra vida es algo que depende de una importante nómina de cuestiones. Y la verdad es que intentar controlarlas todas es una pérdida de tiempo porque hay aspectos, como la suerte, que muchas veces no tenemos la capacidad de controlar. Por eso es tan importante que los asuntos que dependen directamente de nosotros los tengamos bien controlados. Y uno de ellos es el que tiene que ver con cómo es nuestra vivienda. Si controlamos este aspecto de nuestra vida, tenemos mucho ganado para ser felices.

No es fácil sentirse cómodo en una vivienda. Siempre tenemos la sensación de que falta algo, de que hay cosas en su interior que se pueden mejorar para vivir mejor. Y ese es el motivo por el que hay muchas personas que siguen pensando en acometer un tipo concreto de reformas en el interior de sus viviendas. Está muy bien que así sea: siempre hay que intentar encontrar el camino que creamos que nos conduce a una vida mucho mejor y más cómoda. Que a nadie le quepa duda alguna al respecto.

En lo que respecta a la relación entre las reformas de viviendas en España, hay dos maneras de analizar cómo ha incidido la pandemia, una es más optimista y la otra, bastante pesimista. Habrá personas que se encuentren dentro de uno de los dos grupos a tenor de sus vivencias personales durante el último año y medio, pero lo cierto es que los expertos han confirmado la existencia de las dos vertientes. En cualquiera de ellas, la necesidad de reformas ha caracterizado todos estos meses para un importante número de familias en el interior de nuestras fronteras.

La primera de las dos vertientes es la positiva, que es recogida en un artículo que vio la luz en la web oficial de RTVE. En concreto, se comenta en dicha noticia que, a causa del confinamiento, las familias han puesto más en valor que nunca la necesidad de vivir de una manera cómoda en sus hogares, lo que ha hecho posible la existencia de un boom en la petición de reformas desde el verano pasado hasta prácticamente los días en los que nos encontramos. Se trata de un aprendizaje que, a buen seguro, vamos a mantener a lo largo de nuestra vida. Nunca más querremos sentirnos incómodos en nuestro propio domicilio.

La parte negativa del asunto del que venimos hablando la pone una información vertida por el diario El Mundo. En ella, se aseguraba que la crisis del coronavirus había tenido como uno de sus principales efectos nocivos la suspensión de las reformas de viviendas deterioradas en España. En marzo de 2020, eran miles las viviendas de nuestro país en las que se necesitaba una mano urgente y que, a causa del obligado retraso por la pandemia, siguieron mostrando síntomas de su obsolescencia. Esto puso en peligro a todas aquellas personas que habitaban el interior de estos domicilios.

Está claro que la llegada del coronavirus nos ha obligado a mostrar un mayor interés por todo lo que tiene que ver con la comodidad instalada en nuestro hogar. Durante los meses que siguieron al confinamiento, miles de familias se lanzaron a pedir un presupuesto y empezar a pensar en reformar su vivienda. En función de lo que nos comentaron a finales del año pasado los profesionales de Orgón Construcción, fueron especialmente hogares situados en comunidades de propietarios los que fueron reformados, al menos, en lo que respecta a su entidad. Esto da buena muestra de que es en viviendas pequeñas donde peor se ha sobrellevado el confinamiento y que son las personas que residen ahí las que han propiciado el boom de las reformas que actualmente existe en España.

Una inversión de presente y futuro 

A mucha gente siempre le ha dado pereza reformar su vivienda. Es cierto que eso ocasiona ciertas molestias durante un determinado número de días, es inevitable por completo. Pero merece la pena estar pendientes de este asunto durante unos días para poder disfrutar de mejores espacios durante el resto de nuestra vida. Es precisamente este el pensamiento que se ha ido instalando entre los españoles y las españolas en los últimos meses. No estamos gastando tiempo y dinero en esto, lo estamos invirtiendo, que no es lo mismo.

Todavía hay personas que, a pesar de que saben al 100% de la necesidad de una reforma en su hogar, no han dado el paso necesario para iniciar el proceso. No nos cabe duda de que lo terminarán haciendo. Y es que son muchas las ventajas y prácticamente ninguna la desventaja. Las reformas son necesarias y vienen a mejorar uno de esos aspectos de la vida que sí podemos decidir por nosotros mismos: la comodidad de nuestro hogar y su adecuación a nuestras necesidades. ¿No es eso lo suficientemente importante por sí mismo?