Trucos para estudiar en un lugar con ruidos

19 septiembre, 2022
Trucos para estudiar en un lugar con ruidos

Mucha gente vive en una casa rodeada de ruido, bien por una obra puntual en alguna zona cercana, porque algún vecino este a diario con la música puesta a todo volumen o por que la familia habla en tonos tan elevados que la insonorización de las habitaciones no consigue tapar esos ruidos. Es por ello por lo que en este artículo vamos a tratar de explicarte algunos trucos para conseguir concentrarte mientras estudias si vives en zonas ruidosas.

  • Pon ruido blanco para mejorar la concentración

Al estar continuamente escuchando ruido blanco, llegará un punto en el que dejarás de prestar atención al ruido exterior ni tampoco al ruido blanco, ya que es un sonido invariable.  En ese momento, comenzarás a concentrarte en el estudio, así como en hacer las tareas que tengas que hacer.

“El ruido blanco sirve para prestar más atención en el estudio y favorece la concentración y la memorización. Por eso nosotros recomendamos a nuestros alumnos que repasen y estudien cuando se encuentren fuera de casa con unos cascos y ruido blanco”, explican desde Oposiciones de Enseñanza, academia de oposiciones para maestros, profesores, Formación Profesional e inspección en Valladolid.

  • Sonido ambiente para estudiar o música relajante

Si tienes altavoces en tu habitación, puedes poner música relajante o ambiente de fondo. En muy común buscar en YouTube “música para estudiar” y hay un sinfín de videos, los cuales se pueden utilizar para este fin.

Para ambientar más la habitación y ayudarte a olvidar el molesto ruido exterior, puedes poner velas e inciensos. El olor del incienso y la luz tenue que dejan las velas pueden ayudarte a concentrarte más en el estudio.

  • Cascos aislantes o tapones para estudiar

Existen en el mercado unos cascos que consiguen aislar por completo el ruido exterior. También se conocen como orejeras para estudiar, cascos aislantes, protectores auditivos o cascos para estudiar.

De todas formas, hay otra opción más económica la cual es utilizar tapones para estudiar. Se pueden hallar en cualquier farmacia por 1 o 2 euros. Son de silicona y se adaptan perfectamente a la forma de tu oído.

  • Dormir bien para poder concentrarte mejor

Descansar lo adecuado es vital para conseguir el mayor rendimiento posible y para no alterarse al escuchar tanto ruido cuando intentas concentrarte. Por lo que, hay que intentar descansar entre 8 o 9 horas.

En el caso de que el ruido esté durante las horas de sueño, prueba a usar tapones.

  • Haz deporte para mejorar la concentración

El ejercicio puede ayudarte a liberar la tensión del cuerpo que se acumula debido al ruido,  a la rabia e impotencia por no poder concentrarse al estudiar.

Sal a correr, haz abdominales, flexiones, date grandes paseos en bicicleta, en resumen, cánsate lo suficiente. Además al realizar deporte, el cuerpo segrega hormonas de la felicidad, con las cuales no solo se cambia el estado de ánimo, si no que estarás más relajado y propensos a estudiar sin importarte el ruido ni otros elementos externos.

  • Ir a la biblioteca

Si buscas tener silencio por completo, donde seguro que lo encuentras es en una biblioteca. Hay incluso algunas que abren durante la noche, sobre todo en época de exámenes, pero las hay que abren de forma permanente, lo cual es perfecto si las horas de estudio se reducen a las horas nocturnas.

  • Estudiar con un amigo en casa

Otra de las opciones que más suele gustar es irse a casa de algún amigo o compañero de clase a estudiar. Estudiar en otra casa puede ser de ayuda sobre todo si no hay ruido. También podéis quedar para ir a la biblioteca juntos, lo cual puede ser bueno para ambos, ya que puede serviros de motivación para estudiar, haceros preguntas, explicaros mutuamente lo que os sabéis…

  • Insonorizar la habitación

Esto puede llegar a ser algo raro pero bastante efectivo, sobre todo si el ruido está presente durante todo el día, ya que además de estudiar, puede molestarte a diario, así que se vea como se vea, es una opción ganadora para el día a día.

  • Mudarse

Si, mudarse es la última opción, es algo muy extremo, pero en algunos de los casos es de las mejores opciones cuando se convive con vecinos bastante molestos o el edificio se encuentra en una zona en continuo paso de coches y donde hacen obras frecuentemente. Además si optas por mudarte no sólo podrás estudiar mejor, también descansar y disfrutar de tu tiempo en casa con vecinos menos ruidosos.