3 aspectos que debes tener en cuenta a la hora de elegir ventanas 

8 marzo, 2021
3 aspectos que debes tener en cuenta a la hora de elegir ventanas 

Si te encuentras en proceso de reforma de tu hogar o estás construyendo tu vivienda desde cero te tendrás que enfrentar a la elección de las ventanas. Esto puede ser complicado, ya que existen muchos factores a tener en cuenta como el material de las ventanas, su modo de apertura o el tipo de cristal. Y en este artículo vamos a conocer las diferentes opciones existentes en el mercado que te ayudarán a escoger las ventanas perfectas.

 

  1. Material de las ventanas

El primer aspecto a tener en cuenta a la hora de escoger una ventana es el material de la misma. Los principales que se pueden encontrar son el aluminio y el PVC. 

  • Aluminio: las ventanas de aluminio son bastante habituales, destacan porque los perfiles son bastante fuertes lo que permite que las hojas o paneles de vidrio puedan ser bastante grandes. También hay que indicar que existe una amplia gama de acabados en los marcos con multitud de colores entre los que elegir. Sin embargo, hay que indicar que aunque las ventanas de aluminio presenten alto rendimiento térmico, este es menor que por ejemplo, las ventanas de PVC.

  • Policloruro de vinilo (PVC). “El PVC, además de ser un material muy duradero, resiste a la perfección la corrosión, las inclemencias del tiempo y la presión que sobre él ejerce el medio ambiente. También presenta un alto aislamiento térmico y acústico, favoreciendo el ahorro energético de la vivienda”, indican desde La ventana perfecta, tienda online de ventanas de PVC. 

 

  1. Modo de apertura 

Otra cuestión que tendrás que tener en cuenta a la hora de escoger cada ventana es su forma de apertura. En el mercado existen multitud de maneras diferentes y deberás escoger entre ellas en función de tus necesidades o el tipo de espacio. Además puede que tengas que escoger diferentes formas de abrir para cada habitación, a pesar de que la estética sea la misma. 

Los principales métodos de apertura de ventanas existentes en el mercado son los siguientes.

Ventana abatible de lateral: este tipo de abertura suele ser la más común. Son las tradicionales ventanas que se abren de lado y que solo cuentan con una hoja. 

  • Ventana abatible de dos hojas: también las ventanas abatibles de dos hojas son muy comunes. Son iguales que las anteriores, ya que se abren de lado, pero la principal diferencia es que cuentan con dos hojas, es decir, con dos cristales independientes que se pueden abrir pero que forman una única ventana.

  • Ventana corredera: las ventanas correderas no necesitan explicación. Son aquellas que no necesitan espacio extra para abrirse, por lo que son muy útiles en aquellas habitaciones donde es necesario ganar superficie útil.  

  • Ventana batiente: este tipo de abertura permite que las ventanas se mantengan inclinadas, sujetándose por abajo y permitiendo que la parte de arriba esté abierta. Puede ser muy útil para aquellos momentos en los que se quiere que las ventanas estén abiertas, pero sin que corra demasiado aire. También hay que indicar que es normal encontrar en el mercado ventanas abatibles y batientes, permitiendo su apertura de estas dos maneras diferentes. Cuando esto ocurre las ventanas se denominan oscilobatientes. 

Estos son los diferentes tipos de ventanas en función de su apertura más comunes. Sin embargo, existen otros que aunque sea más raro encontrarlos también existen. Por ejemplo, las ventanas de guillotina (ventana corredera de apertura vertical) o las ventanas pivotantes (que la hoja gira sobre el eje central). 

 

  1. Tipo de cristal o vidrio 

Pero además del material y la forma de abrir la ventana existen diferentes tipos de vidrio entre los que escoger.

  • Vidrio transparente: este tipo es el más común ya que es totalmente transparente, presenta visibilidad total y permite que toda la luz entre en los espacios con este tipo de ventana. 
  • Vidrio translúcido: este tipo de vidrio no presenta visibilidad total al estar el cristal tamizado, pero a pesar de ello sí que permite que la luz entre en la habitación. Al no tener visibilidad este tipo de vidrio se suele utilizar bastante en baños o aseos, así como en zonas comunes como pasillos. 

Estos dos tipos de vidrio son los más comunes, pero también hay vidrio templado que es aquel que presenta mayor resistencia y se suele escoger para aportar mayor seguridad.

En definitiva, estas son las principales cuestiones que tendrás que escoger a la hora de elegir las ventanas de tu hogar. Como ves, existen multitud de opciones diferentes que hacen que esta tarea sea bastante complicada.