7 trucos de home staging para sacar más partido al alquiler

19 septiembre, 2022
7 trucos de home staging para sacar más partido al alquiler

Si tienes una propiedad que vas a poner en alquiler próximamente es importante que apliques algunos de los consejos de home staging que te vamos a dar en este artículo. Porque con estos trucos podrás alquilar la vivienda de manera más rápida e incluso subir el precio de las mensualidades.

Qué es el home staging

Pero antes de descubrir los trucos vamos a explicar qué es el home staging. Este término anglosajón hace referencia a una técnica que consiste en preparar una vivienda para lanzarla al mercado inmobiliario. Es decir, busca realizar pequeñas acciones para hacer más “apetecible” una propiedad en el mercado. Y así se pueda recibir una oferta más rápidamente e incluso subir el precio del inmueble.

Trucos de home staging

Y después de descubrir qué es el home staging vamos a indicar algunos trucos que te permitirán mejorar tu propiedad sin casi esfuerzos ni recursos.

  1. Fomenta la luminosidad

La mayoría de personas que buscan un hogar, ya sea para alquilar o comprar, buscan una vivienda luminosa. Así que debes fomentar la luminosidad. ¿Cómo? Pues existen muchos trucos.

Uno de los más empleados es optando por colores claros, especialmente por el blanco en la decoración, tanto en muebles como paredes. También puedes aumentar los puntos de luz de la vivienda, colocar espejos, aumentar el tamaño de las ventanas o instalar puertas con vidrio para dejar que la luz pase de una estancia a otra.

  1. Despersonaliza la vivienda

Una de las primeras acciones que realizan los expertos de home staging cuando empiezan a trabajar en una vivienda es despersonalizarla. Es decir, quitar todos los elementos personales del inmueble como fotografías.

De esta forma, los potenciales inquilinos podrán visualizarse viviendo allí con más facilidad. Y es que cuando se visita una propiedad con elementos personales es habitual que los visitantes sientan que están ocupando un espacio que no les pertenece e invadiendo la vivienda de otra familia.

  1. Pinta las paredes

Antes de sacar al mercado inmobiliario tu inmueble deberías dar una nueva capa de pintura a las paredes por diferentes motivos. Primero porque simplemente un poco de pintura puede ayudar a cambiar la estética por completo. Si hay colores llamativos, pasados de moda o poco luminosos apuesta por tonos más neutros y claros. De esta forma estarás ganando luminosidad y siguiendo las tendencias actuales, lo que puede hacer más atractiva la propiedad.

Y también una nueva capa de pintura hace que la vivienda se vea más cuidada y limpia, lo que seguro que anima a las visitas.

  1. Decora con textiles

Los textiles dicen mucho de un hogar. Por eso los profesionales del home staging utilizan los textiles como un plus en la decoración.

Así que escoge unos cojines bonitos para el sofá, una buena colcha para la cama principal y unas cortinas sencillas. Verás que con muy poco se pueden hacer grandes cambios en la decoración.

  1. Coloca plantas para un toque natural

Otra manera de hacer una vivienda más atractiva es poniendo un toque natural y cálido a través de plantas. Además, ni siquiera hace falta que sean naturales. Actualmente se pueden encontrar en el mercado plantas artificiales que simulan a la perfección plantas naturales. Y lo mejor es que no requieren de ninguna clase de cuidados. Por lo que no tienes que estar pendiente de ir a regar las plantas mientras se encuentra en el mercado inmobiliario.

  1. Haz una pequeña reforma

También puede ser una idea interesante realizar una pequeña reforma en el inmueble para potenciar su atractivo, sacarle más partido y poder pedir unas mensualidades más altas.

“Una reforma integral de un inmueble puede aumentar hasta un 50% de su valor. No obstante, con pequeños cambios se puede incrementar entre un 10% y un 15%. Por lo que la inversión puede recuperarse en un pequeño plazo de tiempo”, explican desde Geneo, empresa constructora de Madrid especializada en obra nueva y rehabilitación integral.

  1. Ventila antes de la visitas

Y el último truco de home staging lo debes aplicar cuando la vivienda ya se encuentre en el mercado inmobiliario. Y consiste en ventilar un poco antes de las visitas. Esto se debe a que el ambiente que se genera en una vivienda cerrada no es atractivo para los potenciales inquilinos.

También puedes poner un poco de incienso, un difusor de aroma o incluso encender un par de velas perfumadas. Así cuando los visitantes entren a la vivienda recibirán un agradable olor.

En definitiva, estos son algunos trucos de home staging que deberías aplicar en tu inmueble para poder alquilarlo con mayor rapidez e incluso a un precio más alto del que habías pensado.