Apuesta por el mercado internacional con tu tienda online

15 octubre, 2020
Apuesta por el mercado internacional con tu tienda online

El comercio electrónico se encuentra en auge y los expertos creen que seguirá creciendo todavía más en los próximos años. En España las ventas online crecieron un 50% tras el estado de alarma, según informa Cinco Días en un artículo que puedes leer completo pinchando aquí. Este impulso se debe a que los ciudadanos no podían salir de casa a realizar determinados tipos de compra y porque muchos negocios permanecían cerrados por el confinamiento. 

Esta situación alentó a que muchos comercios físicos decidieran convertirse también en negocios online. Principalmente para disponer de ingresos ante la obligación de tener cerrados sus comercios y por las oportunidades de negocio que brinda a los empresarios. 

Entre las grandes ventajas que ofrece una tienda online destaca la posibilidad de eliminar barreras y fronteras. Con una tienda física la clientela de un comercio se centra en el lugar de ubicación del establecimiento, pero gracias a las tiendas online el público objetivo de estos negocios se puede encontrar en la otra punta del país. Gracias a los negocios online se puede llegar a un público mucho más amplio, eso está claro. ¿Pero por qué no aumentar todavía más estos posibles clientes?

La mayoría de tiendas online de pymes en España tan solo ofrecen envíos peninsulares y a Baleares y Canarias, y no todos los comercios electrónicos ofrecen envíos a los archipiélagos. Pero esto puede ser una estrategia equivocada, ya que con Internet se puede llegar hasta casi cualquier rincón del planeta. 

Se tiene por válido el pensamiento de que sólo las grandes empresas pueden vender internacionalmente y no es así. Conozco el caso de un pequeño negocio online que inicialmente solo vendía en España y tras comenzar a vender en Francia, Italia y Reino Unido creció exponencialmente. Si bien, este negocio ofrece un artículo único que incluso está patentado. Por lo que más importante que el tamaño de la empresa lo es el grado de competencia. 

Así que en este artículo te vamos a explicar qué necesitas para que tu negocio online se convierta en un comercio internacional. 

Identifica tu mercado potencial 

Como cualquier estrategia empresarial tendrás que estudiar el mercado e identificar a tus clientes potenciales. Dependiendo de los productos o servicios que vendas a través de Internet puede que te interese estar presente en unos países u otros. 

La competencia es una de las variables a tener en cuenta cuando se quiere habilitar una tienda online para comercio internacional. Deberías estudiar el número de empresas que ya ofrecen lo mismo que tú y su posición en el mercado. ¿Podrías plantarles cara? Otro aspecto que tendrás que estudiar muy bien es la rentabilidad, eso está claro. Los números tienen que salir positivos. 

Página en diferentes idiomas

Si quieres eliminar fronteras con tu tienda online deberás tener tu página web habilitada en diferentes idiomas. No vale con Google Translate, ya que los programas o páginas de traducción en línea suelen cometer muchos errores. Y que una página web tenga errores lingüísticos da una imagen de poca profesionalidad que puede inducir a que muchos clientes no finalicen la compra por este motivo. 

Y ya no sólo por eso, sino porque en internet los usuarios encuentran el contenido a través del SEO y las palabras clave. Si no se conoce muy bien un idioma se puede posicionar erróneamente. Por ejemplo, tenemos una zapatería online y en español sabemos muy bien qué es una alpargata, una sandalia o una chancla. Son palabras que en algunos casos pueden funcionar como sinónimos, pero que realmente no son lo mismo. Entonces, ¿qué pasaría si el traductor se equivoca y nos traduce sandalia por chancla? Pues que ese producto aparecerá por chancla y nunca llegará a alguien realmente interesado en comprar una sandalia. 

Por estos motivos la traducción es muy importante y si no sabes hacerlo bien, mejor confiar en expertos en traducción técnica. Este tipo de traducción es la idónea para transcribir páginas webs y tiendas online especializadas. Por si no lo sabías, desde la agencia de traducción Eikatrad nos han explicado que la traducción técnica es aquella que contiene “muchos tecnicismos y frases propias de un determinado sector”. Vamos, la idónea para poder posicionar en Internet a través de las palabras clave exactas y utilizando sinónimos o los tecnicismos oportunos. 

Plan de envíos internacionales

Las principales empresas de mensajería disponen de planes competitivos para realizar envíos al extranjero. El precio de estos planes en muchos casos depende del volumen de negocio, es decir, de la cantidad de pedidos mensuales. Cuanto más paquetes se envíen al mes más barato sale cada envío. Aunque también suelen ofrecer tarifas especialmente pensadas para pequeñas empresas. 

Si quieres vender internacionalmente tendrás que investigar las diferentes opciones y encontrar la que más encaje con tu empresa para conseguir el mejor precio. 

Normativa, tasas e impuestos 

Para apostar por el mercado internacional será necesario conocer la normativa de cada país. Conocer las normas y leyes locales será indispensable para tener éxito en ese estado. Y por supuesto, para evitarte problemas y funcionar correctamente. También será imprescindible que tengas en cuenta que pueden cambiar las tasas e impuestos en cada país y que deberías adecuarte a cada estado. 

Modalidades de pago y precio

Escoge las modalidades de pago más beneficiosas para tí y más habituales en cada país. Por ejemplo, si en tu tienda online actualmente se puede pagar a través de transferencia, con tarjeta bancaria o Paypal podría ser suficiente. Pero en otros países suelen utilizar más otros tipos de pagos electrónicos como Skrill o Payoneer. Deberías estudiar si te conviene habilitarlos también o no. 

También al cambiar de país puede que tengas que hacer cambios de divisa y jugar con los precios de tus productos. 

Estos son los principales aspectos a tener en cuenta si quieres estudiar si apostar por el comercio internacional sería una buena opción para tu empresa. Ya que aunque sea una alternativa muy ventajosa para muchas compañías, para otras puede no salir rentable teniendo en cuenta la inversión inicial y los costes.