Conoce la nueva normativa para las terrazas españolas

27 agosto, 2020
Conoce la nueva normativa para las terrazas españolas

Por fin entramos en la fase 1 y ya es posible acudir a las terrazas de nuestros bares favoritos. Pero, ojo, que ya no será como antes. A partir de ahora, los hosteleros han de tomar una serie de medidas de protección a fin de evitar contagios entre sus clientes. De momento, no podemos entrar en los locales, salvo para ir al servicio, si bien hay quien no lo tiene muy claro y no deja ir a los pobres bebedores de cerveza al baño, no sé si pretenden que se les hagan pis en la mismita terraza, que por cierto, lo merecían. Claro que si haces esto, fijo que te detienen y te ponen una multa del 15 o algo peor, así que, mejor que a nadie se le ocurra hacerlo. El caso es que sí, sí se puede entrar en un bar para ir al w.c.

En cuanto a los locales que no tienen terraza tendrán que esperar a que el gobierno permita su apertura. De momento, nos centraremos en las terrazas, porque el verano está aquí y allí es donde pasaremos la mayor parte de nuestro tiempo de ocio. Pero es muy importante prestar especial atención a las medidas sanitarias y de higiene dirigidas a la reorganización de la terraza.

Si quieres saber cómo ha de quedar reorganizada la terraza de un bar o restaurante, sigue leyendo este post, puede ser de gran ayuda para ti. Recuerda que no solo están las multas, sino que has de hacerlo, principalmente por la seguridad de la población.

Cómo reorganizar la terraza en la desescalada

Lo primero es saber cuál es el tamaño máximo de la terraza. Pues bien, sus dimensiones son las mismas que el pasado año, a no ser que el ayuntamiento haya ampliado el permiso a algún local. De todas formas, el número de mesas se reduce a la mitad. Es decir, que si el año pasado tenías una terraza de 60m2 y 8 mesas, en el 2020 tendrás una terraza del mismo tamaño, pero con solo 4 mesas.

En cuanto a los locales que solicitaron el aumento de la licencia municipal antes o durante la pandemia, pueden ampliar su terraza siempre y cuando se encuentren en una localidad que así lo permita. Si se les concede el permiso, tendrán igualmente que reducir el número de mesas a la mitad, pero en base al nuevo número de mesas permitido por el ayuntamiento. Así, si antes tenían 8 mesas y le han concedido el derecho a 2 mesas más, entonces, le número máximo de mesas que pueden poner en la terraza será de 5. Esto es lo que dice la Orden SND/399/2020: “llevando a cabo un incremento proporcional del espacio peatonal en el mismo tramo de la vía pública en el que se ubique la terraza”. Pero no hay que olvidar que hay que dejar un espacio para el paso de peatones.

La distancia mínima entre las mesas será de 2 metros, a fin de garantizar la seguridad de los clientes y clientas. Esto quiere decir que si no pueden garantizar esta distancia de seguridad, entonces, tendrán que colocar menos mesas, es decir, la ocupación de bajará de ese 50% permitido por la ley. Hasta que se pueda mantener la distancia de seguridad, el local tendrá que seguir quitando mesas.

No hay un número máximo de personas que puedan ocupar la terraza, pero, el número de personas de cada mesa, no debe superar los 10, y entre ellos, también han de guardar la distancia mínima de seguridad. Otra cosa, aunque la ley no dice nada al respecto, convendría alejar las terrazas de las aceras por donde circulan los peatones.

Si hay otras terrazas al lado de la tuya, has de guardar esa misma distancia mínima de seguridad de 2 metros.

Las mesas han de ser diáfanas, sin carta ni ceniceros, ni servilleteros, de uso común. Se recomienda el uso de códigos QR para leer las cartas. Todo lo que el cliente necesite, se lo solicitará al personal.

Se recomienda el uso de extractores de vino, a fin de protegerlo cuando el cliente pida una copa en lugar de una botella entera. Es mucho más higiénico y además el vino se conserva con todo su sabor y aroma. Así lo aconsejan también en Cristafiel Grabados, que cuentan con el sistema Coravin para la extracción de vinos, que permite servirse una copa de vino sin quitar el corcho ni la cápsula, y así el vino restante no se oxida. Este sistema usa un 99.99% de puro gas argón para proteger el vino, copa tras copa.

Ya lo sabes, el coronavirus lo paramos todos. Cumple las normas.