El mosaico vuelve a ser tendencia en la decoración de interiores

El mosaico vuelve a ser tendencia en la decoración de interiores

La historia del mosaico como elemento decorativo viene desde la antigüedad. De hecho, el origen de la palabra mosaico proviene del latín musivum opus, que es como se denominaba al revestimiento con el que se decoraba la cueva de las Musas, en la Roma Antigua.

Como seguramente ya conoces, un mosaico está formado por teselas, estas pequeñas piezas que pueden ser de materiales muy diversos como la cerámica, la piedra, el vidrio coloreado o la terracota, que se colocan como si fuera un rompecabezas para crear el diseño deseado.

Así, su uso en la decoración data de hace muchos siglos, desde cuando era bastante utilizada en épocas de la antigua Grecia y Roma, extendiéndose hasta hoy en día cuando se ha convertido en una de las tendencias más importantes en decoración de interiores.

Usos del mosaico en la decoración de interiores

Como dijimos, este material es uno de los más utilizados para baños y cocinas. Por ejemplo, en el baño, se utiliza para realzar la imagen de las paredes, ya que es uno de los tipos de revestimiento de baño que más aprovecha el impacto visual del azulejo. Y es que las pequeñas teselas que forman el azulejo mosaico crean un interesante contraste gracias a los distintos acabados y materiales que se utilizan en este formato.

Por su parte, la cocina se vale de la elegante combinación de colores, acabados y texturas para lucir un aspecto diferente, debido a que el azulejo mosaico ofrece una gran variedad para diseños para convertir este espacio en uno de los lugares más atractivos de la vivienda.

Además del uso del azulejo mosaico en la pared de la cocina o el baño también puede utilizarse en otros espacios como el suelo, ya que hay azulejos mosaico que tienen un acabado rugoso que impide que resbale cuando se humedece y se puede utilizar con seguridad en el baño.

Tipos de mosaicos

Si nos decidimos por utilizar mosaicos en nuestras estancias, hoy en día disponemos de una gran variedad de estilos con diferentes características que las hacen más o menos apropiadas según dónde vayamos a destinarlos y el efecto que busquemos conseguir, ofreciéndonos así desde ambientes rústicos con piedra natural,  hasta modernos con los metálicos, pasando por los más clásicos para zonas de agua.

Lo cierto es que puedes encontrar miles de colores, texturas, reflejos… e incluso personalizar con tu propio diseño. De hecho, cada día las empresas apuestan más por ellos, creando diseños realmente espectaculares e incluso con efectos 3D.

Stock Mosaic, tienda online especialista en  mosaicos, nos presentan los diferentes tipos que puedes encontrar en el mercado:

  • Mosaico de piscina

Este es seguramente el tipo más conocido por la mayoría de nosotros, con una amplia gama que van desde los clásicos niebla hasta los más puros cristales, el cual se utiliza para crear el efecto de agua limpia tradicional en piscinas, balnearios, spas…

Quizás los colores más utilizados sean el azul y el verde, puesto que son los primeros que relacionamos con el agua, pero hoy día podemos encontrar gran diversidad de tonos, desde los más blancos hasta los más oscuros.

No obstante, los expertos recomiendan que si se quiere decorar una zona de piscina al aire libre, se opte por los tonos azules, ya que el reflejo y la sensación de pureza que consigue en el agua es magnífico.

Por el contrario, si nos referimos a un Spa o minipiscinas de interior, se puede ser más atrevido con los colores y texturas; por ejemplo, puedes combinar mosaicos verdes dentro de la piscina con la elegancia del negro en el resto resto de la estancia.

  • Mosaicos de piedra natural 

Este tipo de mosaicos resulta perfecto para cualquier decoración, bien sea una pared de baño, un muro exterior, una zona en el salón o el hall de un hotel…

Además, disponemos de una gran variedad de mosaico de piedra natural en el mercado actual, con preciosos acabados y diseños que abarcan desde los más clásicos y tradicionales hasta los más atrevidos y vanguardistas. No obstante, los más populares son los lineales con contraste entre tonos y texturas combinando brillo y mate.

  •  Mosaicos de Cristal 

El mosaico de cristal no sólo lo utilizamos en piscinas o zonas de agua, sino que también existen muchos modelos con espectaculares diseños con los que poder crear zonas increíbles, con un toque mediterráneo, fresco y ligero.

  • Mosaicos metálicos 

Este estilo de mosaico suele resultar idóneo para decoraciones modernas tanto en hogares como en espacios públicos, como restaurantes, cafeterías y hoteles. Esto porque nos ayudan a crear un ambiente sofisticado, elegante y actual gracias al reflejo del acero y el aluminio.

  •  Mosaicos de Madera

Con un poco de imaginación estos espectaculares mosaicos nos pueden ayudar a crear una estancia realmente especial, con un cuidado y elegante diseño combinado con la calidez aportada por cada pequeño trocito de  madera natural.

El mosaico vuelve a ser tendencia en la decoración de interiores

Hasta hace pocos años únicamente se veían decoraciones con mosaicos en los baños, en las cocinas o en algunos jardines, siempre con diseños prácticamente iguales y monótonos.

Sin embargo, la decoración con mosaicos ha ido cambiando y evolucionando durante estas últimas décadas hasta convertirse una tendencia al alza, inundando con sus modernos y variados acabados todos los rincones de las casas.

Ahora, cada vez son más las personas que aprecian las propiedades mágicas que tienen los mosaicos de poder convertir cualquier lugar en una estancia de exclusividad y sofisticación.

Incluso, los fabricantes han reinventado la forma de presentación de manera mucho más práctica gracias a unas mallas decorativas compuestas por varias teselas que forman un diseño muy actual; las cuales puedes ver en las ferias de diseño y decoración.

Otra de las novedades más interesantes son los mosaicos que cambian de color según la iluminación que tengas; lo cuales puedes colocar en una de las paredes del salón o de tu habitación donde utilices sus cualidades para crear un espacio para relajarte mientras ves la televisión o disfrutas de una buena charla con amigos.

Por otro lado, además de las clásicas teselas en forma cuadricular, como novedad, ahora se pueden encontrar en el mercado mosaicos realizados con teselas circulares y con formas geométricas.

Igualmente, para los baños ahora existen mallas que combinan teselas en varios colores neutros que encajan a la perfección para crear un espacio de relax. También hay otra opción que mezcla teselas en brillo y en mate en una misma malla, para crear contrastes, los cuales son ideales para  la zona de la cocina.

Siguiendo con los contrasteseste año también es tendencia mezclar colores en las lechadas para que el efecto sea mucho más original y creativo; mientras que otra son las teselas realizadas con piedras o madera, que resultan de las más originales.

Si no quieres revestir las paredes de tu casa con mosaicos, pero te gustaría tener un toque de este precioso arte en tu casa, puedes utilizarlos en los muebles, suelos y complementos, como por ejemplo en una mesa, un florero, un espejo o un cuadro.

Las superficies naturales son una característica en la que destaca el mosaico interior y gracias a la cual se crean diferentes sensaciones en los ambientes, las cuales dependen del material con el que se decore cada espacio.

Por ejemplo, existen algunas colecciones inspiradas en la belleza de la naturaleza, las cuales ofrecen una gama cromática de blancos, azules y verdes que recogen la esencia del agua, los bosques y los materiales nobles como el mármol.

Para aquellos que más bien buscan un estilo elegante y sofisticado, hay colecciones que se presentan en diferentes formatos con acabados inspirados en los mármoles Carrara y Calacatta. Así, estos son más que apropiados para decorar un espacio completo con ella, o para combinarla con otro tipo de materiales para destacar zonas en la cocina o el baño. Incluso, gracias a  su acabado antideslizante, se puede emplear como plato de ducha.

Hay otra colección que apuesta por una gama cromática de blancos y nacarados atemporales de formas cuadradas y hexagonales que también se ha vuelto muy popular entre el público y que es apta para el revestimiento y pavimentado de todo tipo de ambientes.

Volvemos a recomendar el mosaico de madera, el cual puedes utilizar para enriquecer las estancias con la característica sensación acogedora del material. Este mosaico interior lo puedes encontrar en diferentes tonalidades similares al del cerezo y el nogal, además de un tono más pálido, casi blanco. También, lo puedes conseguir en forma hexagonal de tonalidades suaves, muy recomendada para diseños interiores. Mientras que otras alternativas están compuestas por madera y mármol.

Por último, podrás conseguir algunos en un original formato circular, además compuestos por un amplio repertorio de colores que incluye colores como el blanco, el negro, el azul o el naranja.

En conclusión, si algo caracteriza la gama de mosaicos para interiores es su variedad y combinación de tonalidades. Conseguirás una para tu estilo y espacio soñados.