El mundo de las inmobiliarias

25 noviembre, 2022
El mundo de las inmobiliarias

Cada día se ve que el hecho de vender o de alquilar una vivienda está complicado debido a que se tienen que llevar a cabo una serie de trámites y de papeleos.

Hay quien se gestiona la compra-venta de su bien inmueble pero otras debido a falta de tiempo o a que desconocen totalmente este mundo prefieren optar por contratar una empresa inmobiliaria.

¿Esto por qué es así? Pues porque confían en este tipo de empresas, tienen claro que no les van a engañar en ningún momento y porque la inmobiliaria hace su trabajo de una forma totalmente transparente y da confianza.

Cómo se contrata una inmobiliaria

Si quieres conocer el mundo de las inmobiliarias, cómo funcionan y otros datos curiosos sigue leyendo este artículo y Huella digital te va a mostrar todo lo que necesites saber.

Hay que ser conscientes de que elegir una buena inmobiliaria se hace un paso muy importante sobre todo en lo que respecta al proceso de la compra o de la venta de cualquier tipo de vivienda.

Suele ser habitual que los propietarios solo lleguen a considerar una sola opción en el momento en el cual tienen que escoger.

Es cierto que a día de hoy hay inmobiliarias que se adaptan cien por cien a cada tipo de cliente y a las necesidades que tenga cada uno.

A día de hoy el mercado inmobiliario puede ofrecer diferentes tipos de alternativas para que se venda cualquier propiedad y aquí es donde aparecen las agencias tradicionales, las online u otro tipo de alternativas.

Servicios que ofrecen las agencias inmobiliarias

Cuando se procede a la contratación de una inmobiliaria hay que saber con mucha exactitud los servicios por los cuales los particulares van a pagar.

Hay que prestar mucha atención a toda la información que dichas agencias ofrezcan, las condiciones que facilitan en el contrato, las comisiones que tienen que cobrar, el tiempo que van a invertir.

Los servicios que suelen ofrecer las agencias inmobiliarias y por los cuales se ha de preguntar mucho antes de que se llegue a formalizar cualquier contrato son los que siguen:

  • Que pidan algún tipo de exclusividad o que permitan que otras inmobiliarias puedan llevar a cabo la venta.
  • La forma en la cual se va a realizar la promoción de la vivienda con el fin de poder obtener un mayor número de personas que se encuentren interesadas.
  • La documentación que han de gestionar.
  • El tipo de asesoramiento que van a ofrecer a cada uno de los clientes sobre el precio de venta o el alquiler que resulte más favorable.

Es necesario estar informado

Es necesario que mucho antes de que cualquier particular se plantee el contratar a una inmobiliaria que conozcan totalmente todos los servicios que van a poder ofrecerles.

Todos estos aspectos han de quedar recogidos en un documento que se conoce como la nota de encargo donde se autoriza a la agencia inmobiliaria que se haya contratado a comenzar con todo el proceso de comercialización del inmueble.

Lo que resulta fundamental es que queden claros cada uno de los términos además de las condiciones que el particular haya negociado con la inmobiliaria con el fin de que todo quede claro y plasmado.

Resulta vital que se lean cada uno de los documentos y de que se quede todo totalmente asegurado con el fin de evitar a toda costa la letra pequeña,

Sobre las comisiones de las inmobiliarias

En la Ley no viene regulado cuáles son las comisiones que puede llegar a cobrar una inmobiliaria y no hay ningún organismo que se encargue de fijar una serie de márgenes mínimos ni máximos.

Por regla general el mercado es el que suele marcar las comisiones que los empleados de las inmobiliarias tienen que cobrar y es por ello que no deben de pasar por alto ningún tipo de negociación acerca de las tarifas que tengan que cobrar a los clientes.

Hay que tener en cuenta toda la cantidad de trabajo que tiene a diario la inmobiliaria, los servicios que prestan a los clientes, los precios de otras agencias y tienen que tener en cuenta las tarifas existentes en el mercado.

A pesar de que la ley no llegue a regular las comisiones que deben de cobrar a los clientes por todas las prestaciones que realizan, es cierto que observando el trabajo que se lleva a cabo, el tiempo que se invierte, lo que cobran otras inmobiliarias se pueden sacar las comisiones que han de cobrar los trabajadores.

Es cierto que por regla general el pago de los servicios que prestan se suele cobrar en función de consecución de objetivos marcados.