El plato de ducha, lo más demandado a la hora de reformar el cuarto de baño

24 octubre, 2019
El plato de ducha, lo más demandado a la hora de reformar el cuarto de baño

Reformar el cuarto de baño. Esta es la asignatura pendiente de muchos hogares españoles, que lo van dejando de lado, porque no saben como diseñarlo para poder sacar el máximo partido al espacio y convertirlo en una estancia mucho más moderna. Una de las principales preocupaciones a la hora de hacer reformas en el cuarto de baño, es la de si cambiar la vieja bañera, con toda su elegancia, por un práctico plato de ducha, el cual permite un ahorro importante del espacio. Pues bien, si este es tu caso, nuestro consejo es que la sustituyas, ya que además de permitir aprovechar mucho el espacio son también muy sofisticadas. Si tienes dudas, sigue leyendo este post, porque te vamos a contar las ventajas de cambiar la clásica bañera por una ducha. ¡Empezamos la reforma!

Sustituir tu vieja bañera por una ducha

Decíamos que la cuestión de cambiar, o no, la clásica bañera de toda la vida por un plato de ducha moderno y actual, era de las mayores preocupaciones a la hora de planificar la reforma del cuarto de baño. En algunas casas, las bañeras son súper elegantes y a sus propietarios les da mucha penita retirarlas. Pero lo cierto es que, a día de hoy, las posibilidades en cuanto a platos de duda, son enormes, y pueden instalarse verdaderas maravillas, originales y atractivas, además de funcionales. Así lo aseguran en Arca, Reformas, donde son conscientes de que cambiar la bañera por una ducha, permite optimizar el espacio del baño, así como mejorar el acceso a personas con discapacidad o capacidad física reducida. En esta empresa nos confiesan que esta es una de las reformas más demandada por sus clientes en los últimos tiempos, ya que, además, se realizan en tan solo 48 horas, mejorando la accesibilidad y aportando seguridad. En la actualidad, son todo un referente en el sector, debido, principalmente a su profesionalidad y a su eficaz forma de trabajar, que incluye, la visita para tomar las medidas del espacio a reformar, y posteriormente, le ofrecerán al cliente un amplio catálogo de posibilidades de platos de ducha, en función del espacio disponible, y también mamparas, cerramientos, azulejos…así como albañilería y fontanería.

Las ventajas de cambiar la bañera por un plato de ducha

Las ventajas que ofrece la sustitución de la bañera por la ducha, son enormes. En este artículo te expondremos unas cuantas razones para animarte al cambio.

1. Limpieza

No cabe ninguna duda de que limpiar un espacio grande es mucho más difícil que limpiar uno pequeño, y además, la forma plana del plato de ducha permite su fácil limpieza y desinfección. Pero, ojo, en relación a la limpieza, añadir, que es muy importante elegir la mampara adecuada. Algunas dificultan de manera significativa la limpieza de la ducha, así que, se práctico. Se pueden conseguir resultados asombrosos sin necesidad de meterse en cosas raritas y súper sofisticadas, pero que no son nada funcionales.

2. Accesibilidad

Son fundamentales para las personas con discapacidad o con movilidad reducida. Gracias al plato de ducha, es posible colocar un asiento especial para sentarse y facilitar el aseo diario. Igualmente son perfectas, para todas aquellas personas que han sufrido una lesión y necesiten ayuda para ducharse sin riesgo de resbalar.

3. Seguridad

Los platos de ducha son mucho más seguros que las bañeras, en especial para los niños y niñas, y evitan los peligrosos resbalones y caídas.

4. Espacio

No cabe ninguna duda de que un plato de ducha permite ahorrar una importante cantidad de espacio que puede emplearse para almacenar toallas, papel higiénico y productos de belleza…

5. Funcionalidad

Sí, sí, una bañera te permite relajarte con un fabuloso baño de burbujas, pero, ¿realmente te vayas muy a menudo, o por lo general, te espabilas con una ducha rápida? Seguramente lo segundo, y es que no todo el mundo tiene tiempo para hacer esto. Además, en las duchas pueden instalarse torres de hidromasaje, que son de lo más práctico y no necesitan obras.

6. Ahorro

Por otro lado, la bañera puede favorecer el empleo de la misma para tirarse horas y horas cociéndose. Y bueno, si te lo puedes permitir a nivel económico, enhorabuena, pero no sé si sabes que eso supone un mayor coste energético, por lo que deberías evitarlo.

7. Diseño

En la actualidad existen en el mercado infinidad de modelos distintos, además de las famosas torres de hidromasaje y duchas de cromoterapia que permiten múltiples aplicaciones.

Ahora que sabes todo esto, ¿te animas a cambiar tu vieja bañera por un plato de ducha?