Guía paso a paso para manejar una carretilla elevadora de forma segura

29 enero, 2020
Guía paso a paso para manejar una carretilla elevadora de forma segura

Las carretillas elevadoras, cualquiera que sea su tipo, son máquinas de tracción motorizada, destinadas fundamentalmente a transportar, empujar, tirar o levantar cargas. Pueden cargar sobre sus horquillas mínimo 1.500 a 1.600 kg y alcanzar una media aproximada de 21 km/h. Además que su peso llega a los 4.560 kg de peso.

Por esto, aunque pueda parecer muy sencillo manejar este tipo de maquinaria, la verdad es que su peso, su velocidad y los trabajos para los que suele ser empleada suponen variedad de riesgos importantes para el personal que la opera, el personal alrededor y para la empresa.

Tomi Maquinaria, líderes en la distribución de carretillas y formación de personal, siempre insiste en que el personal encargado de manejar la carretilla debe tener los conocimientos necesarios para realizar este trabajo, estar capacitado y certificado para la tarea y al momento de su manejo, cumplir con todas las normas básicas de seguridad.

La legislación europea y la Española señalan a la empresa como la que debe asumir la responsabilidad de la formación de los trabajadores para poder manejar este tipo de maquinaría. Por tanto, corresponderá a los inspectores de trabajo evaluar la adecuación de esta formación a la normativa en vigor.

Por otro lado, aunque no existe un documento oficial de carnet para conducir una carretilla elevadora, este tipo de carnets son obligatorios, y la responsabilidad recae en la empresa.

Requisitos para manejar carrerillas elevadoras

Los operarios que quieran optar al documento habilitador para operar carretillas, tendrán que poseer las cualidades y aptitudes físicas idóneas, en lo relativo a audición, vista, aptitudes psico-fisiológicas, y nociones básicas sobre el manejo y la mecánica de este tipo de maquinaria.

Así mismo, hay normas excluyentes para aquellas personas que sufran de enfermedades como daltonismo, sordera, epilepsia o visión inferior al nivel 7 entre 10.

Normas básicas de seguridad que tienes que seguir si manejas carretillas elevadoras

  1. Utiliza el vestuario y los Equipos de Protección Individual (EPI) indicados por el departamento de Prevención de Riesgos Laborales de tu empresa. Para conducir carretillas, lo idóneo es llevar casco de seguridad, un mono de mangas largas sin partes exteriores susceptibles de enganche, guantes resistentes y flexibles, calzado de seguridad, cinturón lumbo-abdominal, gafas en caso de que trabajes en lugares con alto índice de partículas y tapones para los oídos en el caso de que tu fábrica tenga un alto nivel de contaminación acústica.
  2. Comprueba el perfecto estado y correcto funcionamiento de la carretilla antes de empezar a trabajar con ella. Informa al responsable inmediatamente si existe cualquier problema. No dudes en contactar con el fabricante de la carretilla en el caso de que sea necesario realizar alguna reparación o modificación.
  3. Antes de poner en marcha la carretilla elevadora ajústate el cinturón de seguridad.
  4. Utiliza siempre la carretilla elevadora dentro de los límites de velocidad permitidos. De hecho, algunos fabricantes le ofrecen a las empresas limitar la velocidad de la carretilla al límite que estas tengan establecido.
  5. No conduzcas la carretilla sobre objetos tales como trozos de madera dispersos por el suelo. Esto podría desplazar la carga o hacerte perder el control. Recuerda que las ruedas de una carretilla en la mayoría de las ocasiones son super-elásticas (macizas) y no cuentan con amortiguadores.
  6. No utilices las puntas de las horquillas como palanca para elevar una carga. Asimismo no empujes la carga con la punta de las horquillas ni utilices el cilindro de inclinación para tirar de una carga.
  7. Cuando circules, hazlo con las horquillas bajas a unos 15 cm del suelo. No avances ni gires nunca con las horquillas elevadas o inclinadas hacia delante.
  8. Utiliza palés que soporten el peso de la carga. No utilices palés dañados, deformados o desgastados
  9. No te confíes de la experiencia que tienes manejando carretillas y nunca des por seguro que puedes pasar con ella por cualquier espacio. Si tienes que pasar con la carretilla por espacios reducidos, lo mejor es pedir ayuda. Recurre a tus compañeros y pide ayuda en los lugares estrechos. Por ejemplo, pueden ponerse de acuerdo sobre las señales que van a utilizar para indicarse los movimientos que deben hacer y sigue atentamente las indicaciones de la persona que te está ayudando. Esto no te hará ver inexperto, más bien te evitará accidentes.
  10. No lleves pasajeros en la carretilla. Muchos empleados pecan de inexpertos y tienden a pensar que pueden utilizar la carretilla para desplazarse de un lugar a otro en el trabajo, así que suelen pedirle al encargado que les sirva de transporte improvisado. Es aquí cuando debes explicarles las normas de seguridad y recomendarles mejor caminar hasta su destino o utilizar los otros vehículos destinados a ese fin. Las carretillas elevadoras están diseñadas para una sola persona. De hecho, es muy peligroso llevar a otra persona ya sea en las horquillas o en cualquier otro lugar de la carretilla.